Desarrollando el talento joven

Proyectos cinematográficos con mensajes que perduran.

¡No al veneno!

¡No al veneno!

Un tirador utiliza a su sobrina, Nelly, para distribuir drogas como dulces en la escuela. Otra niña, Esther Marie, tiene sueños en donde el director de la escuela le dice la verdad sobre los “dulces” que consumieron ella y sus amigos. A todo esto, Tiara, amiga de Esther Marie, cae en coma por consecuencia de una sobredosis.